Reto Cero Basura cumple un año.

Hace justamente un año subí mi primera publicación en el Instagram de Reto Cero Basura. Esta es la red social más fuerte de mi proyecto, por eso es que menciono justamente esa. Es donde Reto Cero Basura tiene más presencia y llega a más personas.

Este proyecto significa mucho para mi. La verdad es que lo comencé sin esperar nada, solo por el hecho de compartir e inspirar a otros a cuidar el planeta, y estoy muy orgullosa de todo lo que ha sucedido en este año.

Claro que no soy, ni en Instagram, la cuenta con más seguidores, pero no podía estar más feliz de ver cómo esto cobra más fuerza. Y no hablo solo de mi proyecto en particular, si no de todo el movimiento Zero Waste. Me encanta que cada vez se habla más y más del tema y se vuelve más popular.

No estudie nada relacionado con el cuidado del medio ambiente, y jamás me he dedicado a nada que tenga que ver con esto. Por lo que nunca me hubiera imaginado estar hablando de estos temas.

No soy la más conocedora, ni sé mucho de estadísticas y datos. Así que todo lo cuento desde mi experiencia y de lo poco que he investigado por mi misma. Ya sabemos que no todo lo que uno se topa por internet es cierto, así que suelo irme con cautela con ese tipo de cosas.

En Reto Cero Basura, como lo dije, hablo desde mi experiencia. Está pensado en ser un journey donde comparto los experimentos que hago en casa para reducir mi basura y cuidar el medio ambiente, y a mi familia. Todo lo hago desde mi postura de ama de casa, no pretendo ser la que más sepa de temas ecológicos. Pero si pretendo ser una inspiración para quienes, como yo, están aprendiendo a conectarse con su entorno cuidándolo.

Seguramente no voy a saber todas las dudas que tengan, pero estoy en la mejor disposición para seguir aprendiendo y descubriendo cómo hacer todo cada vez mejor. Quiero que se sientan identificados conmigo: una persona común que hasta hace muy poco cayó en cuenta de que sus costumbres estaban haciéndole mucho daño al medio ambiente, y que decidió mejorarlo.

Quiero acompañarte en este proceso, que no es el más sencillo, ni el más corto, pero si es muy gratificante. Una vez qué haces click con el deseo de cambiar, y como yo digo tienes “el llamado” a hacer las cosas diferente, ya no puedes parar.

Y sigo fiel al lema que se me ocurrió hace un año: cada pequeña acción cuenta. Aún creo que si todos hacemos pequeños cambios, el efecto positivo en nuestro planeta será inmenso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s