Formas en las que contaminamos sin saber.

Todos sabemos más o menos que contamina. Hay cosas que son obvias como el uso desechables, que sigamos usándolos ya es otro tema. Sin embargo, hay cosas que podrías estar usando que sin saberlo contaminan, y que puedes cambiar de manera muy sencilla.

1.- Chicle

Los chicles están compuestos en un 80% por plástico y ya sabemos lo que este daña al medio ambiente.

No solo hablamos de lo que tarda un chicle en desaparecer, si no qué hay quien lo tira en la calle y esto provoca que las aves los confundan con comida y los ingieran.

Está de más decir que no es nada sencillo reciclarlo. Por ahí anda una campaña de una famosa marca de chicles que tiene contenedores en las calles con este propósito pero no es algo común ni tan a la mano.

Hay muchos otros dulces que podrían sustituirlos como las pastillas que vienen en cajas metálicas que luego puedes reutilizar, dulces a granel, etc.

Un chicle no es tan necesario y fácilmente puedes prescindir de él.

2.-No borrar correo electrónico basura

Sabemos los beneficios que el internet ah traído a nuestras vidas, entre ellos se encuentra que gracias a que ahora nos podemos comunicar por e-mails o mensajes de texto hemos dejado de utilizar muchísimo papel.

Sin embargo, para que podamos tener internet se utiliza gran cantidad de energía. Yo sé que difícilmente podemos dejar de usarlo, nuestras vidas dependen de él en muchos aspectos.

Pero podemos apoyar un poco al medio ambiente si borramos todo correo basura que tengamos en nuestras carpetas, de esta manera ocuparán menos espacio en servidores.

3.-Consumir frutas y verduras fuera de temporada

En alguna otra entrada he comentado que, una de las cosas que podemos hacer para reducir nuestra basura es consumir más productos frescos, pero si consumimos estos fuera de temporada el impacto para nuestro planeta deja de ser tan positivo.

El traslado de estos productos para que puedas tenerlos cerca es de lo que estamos hablando en este punto.

4.- Consumir carne

Comer carne contamina más que conducir un auto. No importa qué tipo de carne. Es verdad que algunas contaminan más que otras, pero la producción de cualquier tipo de carne contamina.

Se que ser vegetariano es algo muy lejos de la realidad para muchos, yo incluida, pero podemos comenzar por dejar de consumir carne en una comida en la que normalmente lo haríamos, luego podemos intentar hacerlo un día completo.

5.- Consumir té en bolsitas

Cuando me entere que muchas de las bolsitas de té que consumimos tienen plástico ¡no podía creerlo!.

La solución para sustituirlas es bastante sencilla, y además nos saldrá más económico, y es conseguir las hierbas a granel o mínimo empaquetadas en papel.

Usa un infusor o crea tus propias bolsas de té con tela.

6.- Esponjas para bañarse y lavar los trastes

Aunque no parezca, están hechas de plástico y no se pueden reciclar.

La manera de sustituir es bastante sencilla y mucho más económica: luffas o estropajos naturales, ixtle, cepillos de ixtle y madera. Todo esto te lo encuentras en mercados a un precio realmente ridículo. Yo he conseguido estropajos de ixtle en menos de $2MX .

Espero se animen a hacer los pequeños cambios que les menciono en cada punto. Muchas veces estamos tan acostumbrados a usar las cosas que no nos ponemos a pensar de que están hechas y a dónde van a parar cuando las tiramos a la basura.

Recuerda que cada pequeña acción cuenta.

5 formas sencillas de reducir tu basura

Alguna gente se me acerca para decirme que quieren unirse al reto de reducir su basura pero que se les hace complicado hacer todo lo que yo hago.

Aquí les quiero compartir algunas formas muy fáciles con las que pueden comenzar. Les garantizo que van a ir acostumbrándose y emocionándose con los cambios y van a querer ir por más.

1.-Lleva tus bolsas al súper mercado

Y no solo hablo de las bolsas para que te empaquen lo que compres, si no también de bolsas de red para frutas y verduras y de manta para productos a granel como granos, azúcar, harina y hasta croquetas para las mascotas.

No olvides lavar tus bolsas cada cierto tiempo, sobre todo las de los productos a granel, frutas y verduras.

2.- Dile no a las botellas de agua

En casa antes usábamos botellas de agua siempre. Compramos un filtro purificador y esto nos solucionó el problema de andar cargando con un garrafón de agua. Pero claro, usar un garrafón retornable es mucho mejor idea que las botellitas de agua.

Estas además al ser de plástico no se aconseja rellenarlas ni podemos dejarlas en el carro asoleándose.

Cuando salgas carga con tu termo para el agua. Los mejores para mi son los de acero inoxidable por qué conservan la temperatura de lo que contengan mucho más tiempo y puedo dejarlo en el carro sin problema.

En mi caso ya tengo todo un sistema armado cuando salgo todo el día a parar con mi familia. Cada quien carga con su termo y además tenemos uno gigante con el que rellenamos cada termo individual.

Hay cosas en las que vale la pena invertir pero, si tú tienes un termo en casa, aunque sea de plástico, sácale provecho. Mejor eso a comprar una botella de agua en casa salida.

3.- Dile no a los desechables

Con esto me refiero a cualquier cosa de un solo uso: popotes, cubiertos, platos, vasos, tapas, agitadores para el café.

Hay tantas cosas desechables que usamos hoy en día que realmente ni son indispensables, las usamos por qué ahí están y estamos tan acostumbrados a ellas que ya ni nos cuestionamos a dónde van a parar.

Recuerda que todo lo desechable que has usado en tu vida seguramente sigue existiendo en alguna parte. Pueden pasar generaciones sin que el plástico y el unicel se degraden, y peor aún, nunca termina de degradarse, los micro plásticos terminan en nuestros mares contaminando todo, si, incluso el pescado que consumimos.

Si sabes que vas a algún lugar donde darán desechables, carga con tu kit de utensilios o contenedores.

4.- Compra menos cosas empaquetadas

Consume cosas más frescas, que no estén tan empaquetas o que por lo menos vengan en empaques más amigables con el ambiente, o que puedas reciclar o reutilizar. También ayuda comprar la versión más grande de lo que vayas a comprar, si es que no consigues esto a granel.

Compra mayormente productos a granel, mucho mejor si compras en comercios locales. Además de que en los comercios locales es más sencillo que te dejen utilizar tus propios recipientes, ayudas a que este tipo de comercio siga existiendo.

En este punto quiero enfatizar que no sólo el medio ambiente se beneficia, también lo hace tu salud y tu bolsillo.

5.-Dile no a la propaganda y muestras gratis

Cuando comencé a reducir mi basura ni siquiera se me había ocurrido hacerlo.

Pero es verdad, la mayoría de las muestras gratis terminamos tirándolas, y ni que decir de la publicidad y propaganda.

Al principio da pena decir que no por que uno puede parecer grosera al negarse a recibir todo lo que te dan en los comercios y en la calle, pero si piensas en el propósito principal de por qué lo estas haciendo cada vez se vuelve más sencillo. Además siempre puedes terminar tu frase con el “Gracias” .

Con estas acciones vas a ir viendo como tu basura comienza a disminuir poco a poco, te vas sorprender y sé que, a la larga, va o volverse una rutina cada vez más sencilla de seguir y querrás ir por más.

Recuerda que cada pequeña acción cuenta.