Comenzando 2020 con el pie derecho.

Es enero, creo que aunque ya vamos a la mitad, todavía puedo hablar un poco sobre metas y propósitos para este año, incluso me parece apropiado hablar de cómo cerré el año 2019.

En Noviembre me propuse escribir por lo menos una vez al mes en este blog. Claramente no lo logré. Así que salté Diciembre. Por eso quiero empezar por ahí.

Cierre de año 2019

A mi me encanta todo el asunto de los rituales de fin de año. Pero bueno, no el típico del color de los chones o salir corriendo con la maleta. Más bien me gustan esos donde puedes recapacitar en todo lo que hiciste a lo largo del año. Soy la que lleva un mini diario con lo que hace mes con mes. Así que me puse a hojearlo y a recordar por todo lo que había pasado.

La conclusión fue que había sido un año excelente. Lleno de muchos aprendizajes. Cosas que me había propuesto no las logré, sin embargo es invaluable todo lo que aprendí con las experiencias que eso me dejó.

La palabra del 2019 fue: Disciplina. Esa fue la palabra que decidí iba a representar mi 2019. En algunos aspectos si la honré, en otros definitivamente no. Pero vuelvo a lo mismo, a todo lo que aprendí en este año, lo bueno y lo no tan bueno, no le puedo poner precio.

Y hablando propiamente de Reto Cero Basura pues creo que cerré el año medio flojo. No deje nunca de subir información y contenido. No me tomé vacaciones. Por que realmente lo que hago me gusta tanto, y lo hago por puro amor, que para mi no es un trabajo y no necesito tomarme tiempo. Al menos no hasta este momento en el que escribo esto.

Lo que si es que, tomando en cuenta las estadísticas, yo me había planteado una meta, y esa meta no llegó. Claro que me desanime un poco, pero luego recapacité y me dije que esto lo hago solo por que me gusta, que no hay prisa en nada, y que si dejo de disfrutarlo y me agobio por metas, estadísticas y números ya no va a tener sentido. Así que me relaje, y como en todo me puse a fluir.

Photo by luizclas on Pexels.com

Comenzando el 2020

Debo aceptar que comencé el 2020 medio apagada. Algo que se me olvidó comentar es que en Navidad nos enfermamos en casa todos de influenza. Bueno, menos mi mamá. Ella se salvó. No se si tuvo que ver en mi animo el hecho de que pasamos una Navidad enfermos, y además un año nuevo muy diferente.

Quisiera ahondar en esto ultimo del “año nuevo diferente”. El año anterior (2018) fue el primer año nuevo que pasamos sin mi papá. El falleció en octubre del 2018. Así que para las fiestas decembrinas estaba muy reciente. Esa vez nos invitaron a pasarla en casa de unos familiares, así que aunque estaba su ausencia, pues no la resentí tanto. Pero este año no nos invitaron, así que la pasamos en casa. Y fue extraño.

Y entre eso, y entre recordando otras cosas que no me habían salido ese año como quería, pues comencé el año nuevo sintiéndome algo desmotivada. Pasé el primer día del 2020 con ese sentimiento de que algo faltaba. Y no, no hablo de mi papá, eso de vivir con su ausencia ya lo tengo trabajado, era otra cosa.

Pero la vida sigue, los primeros días del año fueron pasado, y sucedieron pequeños detalles que me volvieron a motivar. En mi vida personal pasaron cosas buenas, pero también con Reto Cero Basura.

Los primeros días del año llegamos a la meta de los 10K, y con ello se marca un momento importante en la vida de este proyecto. Además tuvo como un despertar, no solo yo me comencé a sentir muy inspirada en que compartir, si no que noté un cambio en quienes siguen el proyecto.

Posiblemente fue por que es el comienzo de un año, y mucha gente quiere unirse a este movimiento, pero también vi un despertar en las personas que apoyan a Reto Cero Basura.

Y como las cosas buenas, la buena vibra y los buenos pensamientos atraen cosas mejores, pues eso es lo que ha estado pasando, pero ya les contaré con mas calma en futuras entradas.

Espero estar más presente por aquí, es uno de mis propósitos de año nuevo. Si quieren saber del resto de ellos, o bueno, de algunos, por que tengo más propósitos personales que no compartí en redes sociales. Pero si quieren saber otros de mis propósitos y metas de este año aquí les dejo el link de mi Instagram donde se los compartí.

Por otro lado asistí a un evento maravillo, y conocí a gente genial: la conferencia de Bea Johnson. ¡Si! ¡la madre del movimiento zero waste!. Pero de eso quiero hablarles con calma en otra entrada ¡se la merece completa!

Espero mínimo hacer una entrada por mes, y hacerles como un resumen mensual de todo lo que pasa en mi vida, no solo lo relacionado con Reto Cero Basura, si no un toque de mi vida personal, para que me conozcan más y podamos crear otro tipo de conexión diferente a la que tenemos en las otras redes sociales.

Lo que si me gustaría compartirles es mis palabras del año: APRENDIZAJE y EQUILIBRIO. Como el año pasado aprendí mucho, espero que este año no sea la excepción, y por otro lado espero poder encontrar el equilibrio en varios ámbitos de mi vida.

Photo by Evie Shaffer on Pexels.com